· 

Educación en el ámbito rural

Después de un micro-proyecto de 4 meses de trabajo como diseñadora, el pasado 25 de junio regresaba a la cancha de la formación de la mano de AFAMMER en la localidad toledana de Méntrida. Siempre hay nervios, cosquilleo, cuando vas presentarte frente al auditorio para iniciar un proceso formativo.

 

Junto a la responsable de la I Jornada de violencia familiar en el ámbito rural, decidimos enfocar una "taller con herramientas prácticas para aprender a detectar conductas cercanas a la violencia en jóvenes". Un reto maravilloso para trabajar con educadores de todo tipo empleando un material cercano a los jóvenes como el la música.

 

No puedo dejar de agradecer la confianza de AFAMMER y, sobre todo, a los participantes por su atenta escucha, su participación y su colaboración. Mi papel fue el de provocar e incentivar un aprendizaje que ellos supieron asumir y gestionar.

 

Por otro lado, remarco la enorme importancia de realizar este tipo de actividades en el mundo rural, tan alejado la mayoría de las ocasiones de planes de formación y de una oferta educativa estable y de calidad. Es necesario realidad acciones de este tipo en los pueblos, y si es posible, trabajar con programas formativos más duraderos que permitan un seguimiento del aprendizaje así como contrastar que los objetivos pedagógicos se han conseguido.

 

Pongamos la mirada en nuestros pueblos.

Escribir comentario

Comentarios: 0