UNA COMPETENCIA CLAVE

¿Cuál es la puerta que se abre hacia el futuro?

Leer más

CONOCE TU RED

El Conectivismo nace como una teoría para abordar el aprendizaje en la era digital, resolviendo situaciones que marcos teóricos anteriores ni siquiera se planteaban. Tal y como advierte Siemens, el aprendizaje dejó de ser una actividad individualista. En la actualidad el conocimiento se distribuye a través de las redes. Las redes, por tanto, se han convertido en un elemento esencial para aprender y, por tanto, saber desenvolvernos en el mundo actual.

 

Hoy me gustaría desarrollar un ejercicio de consciencia sobre nuestra red social digital, a través de cualquiera de las aplicaciones que utilizamos para mantener el contacto con amigos, familia y conocidos.

 

1. Elige la agenda de contactos de la aplicación que desees: Whatsapp, Facebook, Twitter, Instagram… o incluso realiza el ejercicio con varias de ellas para comparar y contrastar.


2. Con el listado de contactos, comienza a hacerte preguntas:

  •  ¿Cuáles son los cinco mejores amigos?
  •  ¿Con qué cinco personas te comunicas más?
  • ¿Qué cinco personas te enriquecen más?
  • ¿Falta alguien?
  • ¿Sobra alguien?
  • ¿Qué tienes en común con ellos?
  • ¿A qué cinco personas llamarías primero para comunicarles una gran noticia? Etc.

3. Establece listados según diferentes criterios: a quién ves más y a quién ves menos, en qué grupos o categorías los incluirías, a quienes pedirías un favor y a quienes no, cuántos son más ricos o más pobres, cuántos más jóvenes o mayores que tú, cuáles son sus nacionalidades, etc.

 

Disecciona tu red de contactos. Por un lado te aportará mucha información sobre ti. Además, conocerla mejor también te ayudará a explora sus posibilidades. Si tienes un reto, una meta o un objetivo a la vista, elige entre tu red a las personas que pueden apoyarte para conseguirlo. La red, aunque sea virtual, es un entorno de aprendizaje eficaz, una herramienta útil para conseguir metas.

 

Si no empiezas por conocer tu red, no sabrás cuándo y cómo apoyarte en ella.

Artículo sobre la exposición TOTUS CHRISTUS

 

Gracias a la Tribuna por dedicar un espacio de su edición del domingo a la exposición TOTUS CHRISTUS y por reflejar tan bien el cuidado con el que hemos tratado este proyecto con la Asociación Corpus Christi de Talavera.

Esta semana toca trabajar los contenidos de la exposición con diferentes colegios de Talavera y acompañarlos a conocer el patrimonio local y así como trabajar con ellos cómo ponerlo en valor. 


Leer más

COMISARIAR LA EXPOSICIÓN TOTUS CHRISTUS

Comisariar una exposición es una aventura maravillosa y una experiencia de gestión cultural única. Hacerlo, en este caso, con la complicidad total de la Asociación Corpus Christi de Talavera, ha supuesto para mí trabajar con una libertad creativa envidiable. 

Esta tarde, tras el pregón de la Semana Cultural del Corpus Christi de Talavera a cargo de la periodista Blanca Bermejo, se inaugura la exposición TOTUS CHRISTUS, una historia para conocer el tratamiento litúrgico a Cristo eucaristía a través del arte pictórico.

El arte y la liturgia comparten un lenguaje simbólico común, basado en unas reglas interpretativas muy similares. Por eso han casado tan bien a lo largo de la historia y han producido juntas algunas de las mejores expresiones artísticas de nuestra cultura.

Seis representaciones de cuadros del Museo del Prado nos dan la oportunidad de contar una bella historia sobre la liturgia católica en torno a la celebración Eucarística, su riqueza simbólica, sus manifestaciones gestuales y rituales, etc.

Un tesoro único que, en mi modesta opinión, hace mucho tiempo que debería haber sido reconocido como patrimonio inmaterial de la humanidad

 

 

¿Qué te sobra para ser feliz?

En demasiadas ocasiones, cuando nos interrogamos acerca de nuestra felicidad, la pregunta más repetida es un: qué me falta o qué necesito para ser feliz. Además de enraizar esta pregunta en el concepto de necesidad vinculada a las teorías de Maslow, ponemos el acento en aquello que aún no hemos conseguido.

De esta forma no sólo estamos poniendo la clave de nuestra felicidad en algo externo, sino que, además, lo estamos fijando en un hecho, objeto, persona o logro sobre el que, de momento, no tenemos más capacidad de acción que dar pasos por si acaso conseguimos acercarnos. Se trata, al fin y al cabo de una “felicidad” aún lejana en el tiempo.

Mi propuesta es empezar a ver el vaso medio lleno, en vez de medio vacío, y poner el acento, no en lo que nos falta, sino en lo que nos sobra. Sí, sí, en lo que nos sobra. La perspectiva sobre la felicidad cambia por completo cuando nos hacemos la siguiente pregunta poderosa:

Leer más

Tomar decisiones

Sin lugar a dudas la competencia para tomar decisiones es una de las más necesarias y rentables, que podemos aprender para nuestra vida. Tomamos cientos de decisiones a diario, algunas aparentemente irrelevantes como: elegir el color de los calcetines que nos vamos a poner o qué vamos a tomar de postre. Y otras de mayor calado que afectan a nuestras familias, amigos, entorno, o ámbitos personales que nos remueven e inquietan.

Aprender a poner luz sobre las situaciones en las que tenemos que tomar decisiones es muy importante para elegir la opción que realmente queremos tomar. ¡Atención! No digo la que más nos conviene o menos, la más beneficiosa o menos, la más fácil o más compleja, sino aquella que realmente queremos y, por tanto, decidimos tomar.

Para poder elegir lo que queremos es fundamental poner consciencia en los detalles que rodean la toma de decisiones. En este proceso, el modelo de la goma elástica nos ofrece una herramienta fantástica para ello, ya que nos pone en situación de visualizar dos aspectos clave en la toma de decisiones:

  • ¿Qué es lo que te está sujetando? – es decir, qué cosas, personas, situaciones, aspectos positivos o negativos te están anclando para retenerte cambiar.
  • ¿Qué es lo que está tirando de ti? – es decir, qué cosas, personas, situaciones, aspectos positivos o negativos te invitan moverte y cambiar de posición. 
Leer más

Gestionar en la sombra

La gestión cultural es, sin duda, la clave del éxito de una actividad cultural. Es cierto que sin una producción artística no puede desarrollarse esa actividad cultural, pero no es menos cierto que la gestión cultural le aporta todo el armazón necesario para que pueda desarrollarse e incluso... ¡brillar!

Un gestor o gestora cultural ejecuta un amplio abanico de procesos y preparativos que van desde la reserva del espacio a la comunicación web o difusión en prensa. Cuando la "empresa" es pequeña, requiere además el diseño de la cartelería, invitaciones, programas, gestión de espacios y recursos... prácticamente todo lo que no es puramente artístico. 

Ese trabajo tan completo culmina en el momento en que los artistas, en este caso los actores reciben el caluroso aplauso del público. Pocos saben el duro trabajo que los sostiene sobre el escenario y sólo algunos llegan a adivinarlo.

En todo caso, el arte sin una gestión sólida se queda en los armarios cogiendo polvo. Por ello, va siendo momento de visualizar el espacio de las y los gestores culturales, contando con ellos y valorando su trabajo.

El síndrome Burnout en situación de desempleo (II)

En el post anterior explicaba cómo el simple gesto de dar un feed-foward, una aportación positiva para el crecimiento y la mejora profesional, a un candidato no seleccionado para un puesto de trabajo, puede ayudar a prevenir la desmotivación y el Síndrome Burnout en personas en situación de búsqueda activa de empleo.

 

Considero que las empresas e instituciones tienen una responsabilidad social importante en el trato que se da a estas personas y pueden contribuir enormemente a mantener su motivación y un estado de salud psíquica óptima. Una situación de desempleo de larga duración afecta mucho a la estabilidad emocional de una persona, y el rechazo constante a diferentes puestos de trabajo en los términos en que hoy día se realiza de forma generalizada, tampoco ayuda. Este hecho ya se está empezando a denunciar públicamente.

 

Hoy aportaré algunas ideas para los portales web especializados en la gestión de ofertas y demandas de empleo. Estas ideas no son simples ideas que saco de la chistera, sino que están hechas con la intención clara de situar a las personas demandantes de empleo en un lugar en el que hasta ahora no se les ha situado: co-protagonistas del proceso de selección, co-creadoras de su proceso de selección. Este hecho no es arbitrario.

Leer más

El síndrome Burnout en situación de desempleo

Como coach y orientadora laboral este es un tema que me interesa especialmente y que he comprobado que está muy mal tratado por las empresas y portales web de empleo.

 

Las bases teóricas de la orientación laboral dicen que las personas en situación de desempleo, deben considerar la misión de la búsqueda activa de empleo como un trabajo per se. Es decir, deben marcarse un horario “laboral” para la búsqueda de empleo y desarrollar técnicas profesionales de búsqueda. Hasta ahí perfecto. ¿Pero ese desembolso de tiempo, dinero, esfuerzo, motivación cómo se ve correspondido por las empresas y portales web?

 

Para mí la respuesta es muy clara. No se ve correspondido. Las altísimas tasas de desempleo en nuestro país, propician el acceso de numerosos candidatos para un puesto de trabajo, lo que provoca la cosificación laboral de estas personas y un tratamiento frío y distante por parte de quienes tienen que gestionar las ofertas y en ese sentido, están en una situación de poder.

 

Yo propongo varias medidas para combatir esta situación y prevenir el Síndrome Burnout o “síndrome desgaste profesional” en personas en situación de búsqueda activa de empleo. Hoy explicaré la primera de ellas:

Leer más

Un error garrafal en la comunicación web de una entidad

Va quedando cada vez más claro que la principal causa de aburrimiento de determinadas cuentas y perfiles en las redes sociales es el autobombo. Un número indeterminado de autofotos, auto-noticias y auto-todo, que llevan a desenchufar, dejar de seguir, unfollow, etc. Porque, seamos claros, estar constantemente recibiendo imágenes vacías que potencian el EGO de una persona, es agotador.

 

Si este error lo trasladamos a las redes sociales de una empresa, institución, entidad social o cultural, etc, ya podemos tildarlo de garrafal. La institución siempre debe estar por encima de las personas particulares y la política de comunicación web debe poner el foco en la estrategia base de la organización. Convertir las redes sociales de una entidad en el altavoz de las cosas que le interesan a sus directivos o trabajadores, publicitar sus asuntos particulares, y usarlas de altavoz para el AUTOBOMBO. Es, además de visible a larga distancia, un error de comunicación 3.0.

 

El autobombo aburre, deslegitima y además pone en cuestión los verdaderos intereses de la entidad y su credibilidad de cara al público global. Por eso es importante que las tareas de diseñar e implementar la comunicación en redes sociales las desarrolle un community manager o gestor de redes sociales. No sólo por sus conocimientos técnicos sobre cada red, sino por sus competencias en materia de comunicación digital.

 

Eso y, por supuesto, contenidos de calidad. Esperen que lo repito CONTENIDOS DE CALIDAD. Contenidos pensados, elaborados, creados específicamente para los seguidores, con temas que interesen, que se pueden aplicar y llevar a casa, a otras redes sociales o descargarlas a whatsapp para compartir con sus contactos. Utilizar las redes sociales de una entidad como tablón de anuncios it’s not cool.

Un minuto para... Paraíso Inhabitado

PROPUESTA PRESENTADA PREMIO NACIONAL DE ENCUADERNACIÓN 2011 Encuadernación en piel, decoración mosaico diferentes pieles. Susana Rodríguez.2011
Encuadernación Susana Rodríguez 2011

Sin duda este es uno de mis libros favoritos. Paraíso inhabitado te sumerge en la maravillosa visión de la vida de Adri una niña de la postguerra española que a lo largo de la novela va realizando la transición al mundo de los adultos o gigantes. La historia merece la pena, pero además, la novela está narrada de una manera tan exquisita que es posible disfrutar cada una de sus frases.

 

 

Ana María Matute escribía como la gran señora que era y su literatura es deliciosa. ¡Qué tendran los grandes escritores que su literatura sigue estando siempre viva!

 

Este libro es de esos que da pena terminar cada página y cada párrafo. De los que estás deseando continuar y a la vez temes hacerlo porque sabes que cuanto más avance, antes se terminará. Eso sí, siempre queda la posibilidad de volver a leerlo en otro momento.

 

 

Esa es la gran diferencia de la literatura rápida, del cine rápido, que una vez que te sabes el final ya no merece la pena releerlo o volver a ver la película. Con Paraíso inhabitado no ocurre eso, todo lo contrario, merece la pena que forme parte de tu librería para volver a disfrutarlo en cualquier momento. Es de esos lujos en los que apenas interviene el dinero.

 

La versatilidad en gestión cultural

Cada vez más se demanda más en nuestro país la versatilidad como característica profesional.  Se trata de la cualidad que nos permite adaptarnos con facilidad y rapidez a diversas funciones. Esta capacidad cuando hablamos de Gestión Cultural es realmente indispensable, más aún si nos adentramos en el campo de las personas autónomas y emprendedoras.

 

La Gestión Cultural en España requiere de un alto grado de “Juanpalomismo”, sí sí, el dicho que conocemos de: “Juan Palomo yo me lo guiso yo me lo como”. A pesar de que la industria cultural supone el 4% del PIB, y además en este país es imposible desvincularla del sector turístico (¿dónde empieza uno y acaba otro en ciudades patrimonio de la humanidad?), la gestión cultural no suele contar con medios suficientes para su desarrollo.

 

 

Al final, como gestora, puedo comisariar una exposición, revisar textos del programa, gestionar toda la logística, diseñar el cartel, encargarme de la escenografía de una obra de teatro, preparar el programa, llevar la comunicación en medios y redes sociales… y así un largo etcétera de tareas, funciones, que abarcan un poco de muchas profesiones. Esto hace de la Gestión Cultural una profesión larga, profunda, con miles de ramificaciones que no permite el aburrimiento sino que, por el contrario, es pura pasión

No es lo mismo... urgente que importante

 

Una de la cuestiones más demandadas por los equipos es la planificación eficaz del tiempo unido a la toma de decisiones. Acaba siendo uno principales problemas en el trabajo es la distinción entre lo urgente y lo importante. Y no sólo al distinción entre ambos, sino que decidimos hacer con cada una de estas categorías. A veces  las confundimos y aplicamos criterios de urgencia a lo importante y criterios de importancia a lo urgente.

Para poner un poco de luz en este asunto, yo suelo utilizar una herramienta que es a la vez sencilla y eficaz: la matriz de Eisenhower. Este cuadrante para tomar decisiones se desarrolla a raíz de un pensamiento del presidente de los EE.UU Dwight D. Eisenhower, quien consideraba que generalmente las decisiones más urgentes no son las más importantes.

 

Os invito a aplicar los principios de esta matriz siguiendo estos sencillos pasos:

 

1.- Enumerar las diferentes tareas que tenemos que realizar para tenerlas claras.

 

2.- Después hay que anotar cada tarea en la casilla en la que mejor encaje según los criterios de urgencia e importancia. 

Leer más

¿Emociones buenas y emociones malas?

 

Desgraciadamente es demasiado común escuchar entre las personas que participan en las formaciones que imparto, que las emociones son buenas o malas en función de si les hacen sentir “bien” o “mal”. Es curioso que, en la mayoría de las ocasiones, apenas sabemos definir nuestro estado emocional más allá de: bien, mal o regular.

Tenemos un lenguaje demasiado limitado para hablar de emociones, en donde parece que no cabe sentirse sorprendidos, asqueados, agradecidos, iracundos, alegres, tristes, furiosos, etc. Y ni siquiera cuando sabemos que nos sentimos de cualquiera de esas formas, aunque no seamos capaces de ponerle palabras, somos capaces de aceptar la emoción y gestionarla.

Yo no creo en emociones positivas y negativas. Creo que todas las emociones son útiles, son necesarias y se puede aprender de ellas. Desde las que consideramos más placenteras (y he dicho placenteras, no buenas) hasta las que consideramos que aparentemente nos perjudican y catalogamos de “malas”. Las emociones son capacitantes como dice Isabel Aranda.  Todas las emociones son útiles y necesarias.

 

Para llegar a este aprendizaje es necesario abrir un espacio para la gestión de la emoción que irrumpe en mi vida. No vale con dejarse llevar sin más. Podríamos dar los siguientes pasos:

  • La emoción aparece en mi vida.
  • Me doy cuenta y trato de definir cómo me siento.
  • Me pregunto qué hecho ha desencadenado sentirme así.
  • Me pregunto si me suele pasar lo mismo en otras ocasiones similares.
  • Trato de acordarme de lo que pienso cuando eso sucede.
  • Reflexiono sobre qué me aporta esa emoción en ese momento.
  • Me pregunto para qué me sirve.


En ocasiones reaccionamos, por ejemplo, sintiendo rabia, cuando un amigo llega una hora tarde a una cita y hemos tenido que estar esperando en la calle y pasando frío. Cuando aparece le recibimos con ira, a veces le hablamos con ironía o le echamos en cara de malos modos lo que ha sucedido. Su tardanza me hace sentirme así, me suele suceder cuando alguien incumple lo que acordamos, pienso que es una falta de respeto, que es injusto que a mí me toque esperar pasando frío, que siempre llego puntual y él no, etc.

 

Y ahora abro la puerta a la posibilidad de aprender de la emoción, ¿qué me aporta en ese momento de reacción? En este caso la rabia aporta fuerza para responder, para atreverse a encarar un hecho injusto, aporta sentir dignidad para pedir respeto, aporta el poder enfadarse, etc. ¿Para qué te sirve? Pues si no se canaliza adecuadamente puede servir para abrir un enfrentamiento, es cierto. Pero si se canaliza adecuadamente puede servir para cuestiones realmente útiles. 

Por ejemplo: puedo utilizar gran parte de su fuerza, de su sentido de justicia, de su atrevimiento y su falta de temor al enfado, para plantear una conversación con la otra persona. Si además le añado decir las cosas con firmeza, pero desde la ternura, puedo hacer un reclamo estupendo para evitar que esa situación vuelva a darse. Incluso puedo atreverme a pedir que la próxima vez que quedemos sea en un lugar cerrado donde pueda esperar a gusto, o que pasados 10 minutos tengo derecho a marcharme y no perder más mi tiempo. Todo cabe en una conversación para llegar al acuerdo con la otra persona.

 

Aprendamos que todas las emociones tienen cosas positivas, de todas podemos aprender y escoger lo que más nos aporte en cada momento. Sólo es necesario pararse a escucharlas, preguntarse y sobre todo manejarlas nosotros a ellas y no al revés. 

 

Una clave para ser un gran coach

A un coach se le presupone una habilidad especial para la empatía y la escucha. Si gran parte de su acción radica en la pregunta como herramienta poderosa, es fácil entender que la escucha y la capacidad de empatizar deben ser cualidades imprescindibles.

 

En ese sentido, muchas veces se dice que un coach no puede acompañar a un coachee a lugar en el que no ha estado. Eso no significa que el coach tenga que haber vivido todas y cada una de las situaciones, problemas, retos, etc. que le planteen todo y cada uno de sus coachees. Sería impensable que como coach yo hubiera tenido que dirigir una gran empresa, divorciarme, tener una infancia dura, no hablarme con arte de mi familia, estar enferma de gravedad, tener dificultad de hablar en público,… y un largo etcétera de situaciones que nos encontramos en nuestro desarrollo profesional. Permítanme decir que bastante tengo yo con lo mío. 

 

No, no se trata de haber vivido todas las situaciones, sino de ir explorándonos cada uno de los rincones de nuestro corazón, nuestra mente y nuestro cuerpo, afrontando nuestras dificultades, aprendiendo a gestionar todas nuestras emociones. En definitiva, un coach debe seguir creciendo y trabajándose siempre, no basta con hacer un máster en coaching, ni reciclarse con cursos, charlas y ponencias varias. Someterse a un proceso de renovación continua, no sólo a través de la auto observación, sino poniéndose en manos de otro profesional. Creo que es indispensable para poder dar un servicio de calidad a nuestros clientes.

 

Si no crees en el producto que "vendes" al final tus clientes te lo acabarán notando. Y el coaching es una herramienta realmente buena como para devaluarla sin motivo. Para mí está claro que seré mejor coach cuanto más me trabaje, no cuanto más haya leído o estudiado. La experiencia de trabajarse los límites propios y convertirlos en nuevos puntos de partida para seguir creciendo, es la base de un gran coach. Utilizad esta clave para elegir a un buen coach para vuestros procesos de crecimiento. 

 

 

María en el Museo del Prado

Jornada de formación en arte religioso en el Museo del Prado

Participar en una acción formativa cuidada al detalle, con unos objetivos pedagógicos claros y bien definidos y con un contenido tan bonito como es el arte, tiene que resultar a la fuerza una experiencia enriquecedora.

La Fundación SM organizó el pasado 4 de marzo esta actividad, con la presencia de Alicia Pérez Tripiana y Mª Ángeles Sobrino López, dos expertas en educación y arte religioso. Destaco su claridad expositiva, su pasión por los contenidos, su trato amable y cercano y la adaptación al público que asistió.

Leer más 0 comentarios

Fui a llorar a Toledo (Relato Corto)

Fui a llorar a un cementerio, porque no encontré un lugar más discreto y apropiado para llorar sin que nadie me molestara. Paseé sin rumbo entre lápidas centenarias regalando suspiros al viento y alguna que otra mirada perdida.

Me paré a mirar absorta el humo que salía de unos cipreses. Una curiosidad que nunca había visto antes. Entonces, oí una voz a mi espalda.

-     - Parece que están ardiendo ¿verdad?

 

Me giré en redondo y vi a un anciano menudo y enlutado que me miraba con una pequeña sonrisa en los labios.

-      - ¿Se encuentra bien joven?

-      - Sí, sí… claro… bueno… sólo estaba emocionada, ya sabe. - Dije señalando las sepulturas.

-     - No me engañe, ni trate de engañarse a usted. Ya son muchos años aquí para saber diferenciar las lágrimas. Y las suyas no son de duelo. Al menos no de duelo por un muerto.

Tenía razón aquel anciano. Había perdido algo, pero no se trataba de un ser querido precisamente.

-       - ¿Y usted cómo sabe tanto de esto?

-       - Vengo mucho. En realidad… vengo todos los días. Podría decir que esta es mi segunda casa.

-       - ¿Y qué hace aquí?

-      - Cuidar de las tumbas que nadie visita, limpiar, reparar cosas. También hablo con jóvenes como usted que viene a buscar… ¿qué ha venido a buscar aquí?

-       - ¿Aquí?... vine a buscar una armadura.

-      - ¡Ah! Pues entonces está en la ciudad ideal para ello. Toledo es un lugar magnífico para comprar una armadura.

-       - ¿Sabe? Yo ya tuve una y me deshice de ella porque pensé que era lo mejor. Pero he venido a por otra precisamente a la ciudad donde me deshice de la primera.

-       - ¿Y para qué quiere una armadura, si puede saberse, con el calor que dan?

-       - ¿Para qué va a ser? Para defenderme, para que no me hieran.

-        - Para no sufrir entiendo.

-        - Algo así. – Le contesté.

-        - ¿Y cree usted que eso va ser efectivo?

-        - Espero que sí, aunque de camino pierda sensibilidad. Al menos que me pare el primer golpe.

 

Me miro con cara de extrañeza y gesto indiferente. Se dio media vuelta y empezó a caminar.

-      - Sígame por favor.

Lo dijo con tanta autoridad que sin darme cuenta iba tras él por el vaivén del camino este del cementerio de Toledo. Cuando llegó a un banco se sentó y me hizo un gesto para que yo también me sentara.

-      - Discúlpeme, ya no aguanto tanto de pie como antes. Y preveo que la conversación nos va a llevar un tiempo. Aquí estaremos más cómodos.

 

Me senté a su lado y le mire con cara de circunstancias. En ese momento me di cuenta que no sabía por qué extraña razón estaba sentada en ese banco junto a un abuelo que no conocía de nada.

-       - ¿Y usted se llama?

-       - Mateo, me llamo Mateo.

-       - Encantada Mateo. – Hice el intento de decirle mi nombre y me cortó.

-       - No, no, no hace falta que me diga su nombre, no se preocupe. No es necesario.

 

 

Se hizo un silencio entonces que durante medio segundo me pareció incómodo. Pero Mateo lo volvió a romper con enorme naturalidad.

   - ¿Y por qué dice que se quitó aquella armadura?

   - Porque ya no me servía. Tuvo su función durante un tiempo, me protegió. Pero crecí y ya no cabía en ella, no podía maniobrar, no me sentía ágil. La vida pasaba a mi alrededor rápida y yo parecía una tortuga. Ya nadie llevaba armadura.

  - No se preocupe joven, es normal. Los seres humanos estamos hechos para amar lo más grande. Crecemos, ensanchamos… ¿Y ahora necesita volver a protegerse?

-    - Creo que sí. Tengo la sensación de haberme dedicado a caminar por el mundo a pecho descubierto. Y al final me acaba dañando la brisa del otoño, las heladas del invierno, el calor del estío y el polen en primavera.

-     - Eso sí me preocupa. Lo pequeño tiene que servirnos para las metas más grandes. No pueden convertirse en continuos obstáculos, porque la vida está llena de pequeñeces. Si las vemos como enemigos, no ahogaremos en ellas. La idea es deshacernos de las cosas más pequeñas para amar lo más grande. Aunque para amar lo más grande nos tengamos que servir de las cosas más pequeñas e imperfectas.

-        - ¿Y eso cómo se hace Mateo? Porque yo me ahogo cada día en sus miles de detalles.

-       - Trascendiendo… levantando la mirada para ver el horizonte. Elevando la mirada, y utilizando esto.- Dijo señalándose la cabeza-. Si eliminamos la razón, eliminamos el acceso a la verdad y nos quedamos con el puro sentimiento. La verdad trasciende todas las cosas.

-       - Es usted un hombre muy sensible Mateo, pero no le daña eso, lo ha convertido en una fortaleza. ¿Cómo lo ha conseguido?

-        - Con tiempo, con tiempo y con esperanza. Aprendí a convertirlo en sabiduría. Aprendí que era más efectivo pensar de forma análoga que dialéctica. Joven… no necesita negar para afirmar, no necesita destruir para construir. Busque, eleve la mirada, encuentre lo que quiere y haga lo posible por conseguirlo. Construya.

-        - ¿Y la armadura?

-        - Aprenda defensa personal. Es más efectivo. – Añadió con una sonrisa burlona.

-        - Además de sabio tiene sentido del humor.

-        - Simplemente tengo muchos años, ya he visto de todo.

-        - Mateo, usted es un maestro.

-        - ¿Maestro yo? ¿un simple peón caminero?

-       - Maestro sí… porque los maestros son personas que dan acceso a tesoros escondidos. Y usted me ha mostrado tesoros que no conocía.

-      - Eso es muy bello joven, pero más aún… eso es una verdad. Yo he tenido grandes maestros y así eran.

 

Se levantó como un resorte, como si le hubiera sonado una alarma que nadie más que él pudo oír. Y se despidió.

-     - Me tengo que ir joven. Espero no verla nunca más por aquí. Pero si decide hacerme una visita búsqueme allí… - Señaló un cuadro del cementerio - cuartel 298, manzana 125, letra B, no tiene pérdida junto al ciprés tronchado.

-       - No me dirá ahora que es su tumba.

-      - No y sí. Es la de mi mujer… pero yo estaré allí dentro de un tiempo. Así que vivo o muerto allí me encontrará. – dijo sonriendo.

-        - Me alegro mucho de haberle conocido Mateo.

-        - Y yo. Créame que yo también me alegro de haberla conocido.

 

Me extendió la mano y la ignoré. Le abracé con inmenso afecto y le agradecí sus palabras. No dijo adiós. Caminó hacia el cuartel 298 y cuando me dirigía a la puerta me gritó.

-       - Joven… joven.

 

Me giré para mirarle y añadió.

-       - Recuerde que usted también puede hacerlo.

-       - ¿El qué? – le dije.

-       - Convertirlo en sabiduría.

 

 Le sonreí y me incliné en una respetuosa reverencia. Dije adiós con la mano y salí de allí levantando la mirada para ver uno de esos atardeceres inmensamente bellos que tiene Toledo.

 

0 comentarios

Presentación de la Investigación Social del entorno del barrio de la Estación en Talavera de la Reina

investigación sobre tres barrios de talavera

Después de varios meses de silencio en el blog y de mucho trabajo, puedo empezar a compartir algunos de los resultados de este periodo.

La Asociación Alganda ha hecho pública la investigación sobre: "La realidad social de los barrios de El Carmen y El Pilar de Talavera de la Reina". Una investigación desde la antropología social, realizada por un maravilloso equipo de investigadores del que he formado parte. Hemos estado coordinados por el doctor en Antropología D. Pedro Pablo Salvador Hernández, todo un lujo, como siempre realizar proyectos a su lado. Y, por supuesto, bajo el cobijo de esta asociación local. 

Han sido muchos meses dedicada a dos proyectos de investigación. El primero acaba de ver la luz y dentro de poco podré compartir también el segundo trabajo sobre personas mayores. 

Leer más

Comenzamos a caminar

Iniciar nuevos proyectos siempre es una aventura. cuando además, tienes la oportunidad de hacerlo de la mano de fantásticos profesionales, esto se convierte en un auténtico placer.

 

Adhara poco a poco se va convirtiendo en una realidad, en un espacio maravilloso para la creación, el diseño y la gestión sociocultural. El primer gran paso ha sido colaborar con un proyecto de Alganda para la investigación de la situación de las personas mayores en el ámbito rural.

 

Decía Severo Ochoa que: "en principio la investigación necesita más cabezas que medios" y nuestro equipo ya ha puesto todo su talento al servicio de los mayores de la Campana de Oropesa.

 


Leer más 0 comentarios

Un lugar único que ya NO se puede visitar en Toledo

Hace unos días, durante una visita a Toledo, quise enseñarle a una fantástica arquitecta amiga mía, el que probablemente sea el espacio arquitectónico más sorprendente y peculiar de Toledo. Y eso es mucho decir porque Toledo tiene lugares imprescindibles para cualquiera que entienda de arquitectura, desde la reforma del Alcázar para albergar el museo del ejército a la resolución de las bóvedas de la Mezquita del Cristo de la Luz.

 

Pero este lugar es distinto, especial, único. La cripta de la Iglesia del Hospital de Tavera debería estar en esa lista de 5 cosas imprescindibles que alguien tiene que ver/visitar en Toledo junto a contemplar la vista desde la vuelta al valle, comerse una toledana, ir a la catedral de Toledo y oír misa mozárabe, etc. El problema es que cuando llegamos al Hospital de Tavera, situado a extramuros del centro histórico, nos llevamos la sorpresa de que este espacio YA NO es visitable. Al principio nos comunicaron que “desde que falleció la duquesa” y posteriormente nos dijeron que a pesar del fallecimiento continuó siendo visitable hasta que “se terminaron los tickets antiguos”. En los nuevos ya no aparece la cripta como espacio del recorrido y por tanto "hasta que no se acaben los tickets nuevos seguirá sin poderse visitar".

 

Al margen de que nos fuimos sin conocer el motivo certero de para qué se ha cerrado al público este espacio y sin querer entrar en las posibles motivaciones personales que pueda considerar cada cual, mi sesgo de profesional dio la voz de alarma ante una decisión poco rentable y eficaz desde el punto de vista de la gestión cultural. Es cierto que la cripta es un enterramiento familiar con lo cual siempre debería haber tenido un especial cuidado en las visitas, pero durante muchos años se compaginaron las visitas con el luto debido cada vez que se producía un enterramiento, sin que hubiera ningún tipo de conflicto entre ambas actividades.

 

La cripta de la iglesia del Hospital de Tavera es un lugar único, no sólo en Toledo, sino en toda la Península. Su construcción favorece una reverberación acústica que en ningún lugar se ha conseguido con la maestría y la perfección con que se consiguió en este espacio. Es un lugar estudiado desde el punto de vista técnico e histórico por su singularidad. Para mí, sin duda, el elemento más valioso del Hospital Tavera (y no he de recordar que es de necios confundir “valor con precio”). Hablo de valor, de unicidad, de singularidad, de algo que sólo se puede ver ahí, algo que puede hacer que todo el que llegue a Toledo quiera ir a Tavera.

 

De los fondos, arquitectura y elementos ornamentales del Hospital Tavera, bien es cierto que existen elemento fantásticos, pero no únicos. Grecos se pueden ver en otros sitios y en el mismo Toledo, palacios y mobiliario antiguo también, iglesias las hay cada tres pasos en Toledo, etc. pero esa cripta… como esa cripta no la vamos a encontrar.

¿Para qué abrirla al público entonces? Aportando argumentos desde la gestión cultural actual, se me ocurren los siguientes motivos:

  • Singularidad: apertura de un lugar único, diferente, que no se puede encontrar en otra parte de Toledo.
  • Aumento de visitas: el Hospital de Tavera está alejado del centro histórico, hay que tener una buena razón para acudir, más allá de los rodajes de películas y series de tv de los que últimamente es escenario.
  • Doble Target Group. La cripta ofrece una lectura a dos niveles de profundidad y esto, por tanto, nos permite orientar el público objetivo de las visitas a dos sectores: un público más general que disfrutará con la singularidad del edificio y favorecerá la difusión a gran escala y un público experto que aportará un criterio de gran calidad a la recomendación de la visita.
  • Experiencia. Esto es fun-da-men-tal. Hoy día una buena gestión cultural pasa por ser capaz de ofrecer experiencias únicas a los clientes. La visita actual al Hospital es un tipo de visita unidireccional. Un guía te cuenta y tú escuchas y como mucho preguntas. La cripta permite interactuar con el edificio y vivir una experiencia sensorial única.

  

En definitiva, y desde el punto de vista de la gestión cultural, cerrar al público la cripta de la iglesia del Hospital de Tavera es, a mi entender, un error estratégico importante. Siempre que tengamos en cuenta que una excelente gestión cultural va de la mano de un aumento de visitas, ofrecer experiencias únicas, no solo más sino mejores visitas, en el entorno de Toledo ofrecer una visita imprescindible para cualquiera que venga, una buena comunicación, etc. No tiene sentido retirar del recorrido un espacio que te hace único, que bien comunicado desearán visitar expertos y visitantes en general, y que redirigirá numeroso público a un lugar que, digámoslo claro, queda muy alejado del recorrido turístico habitual.

 

Después de todo esto, lo que lamento es que mucha gente se va a quedar con la curiosidad de conocer qué extraordinario efecto acústico que se produce en esa cripta. Ojalá algún día se pueda volver a visitar.

 

 

1 comentarios

No es lo mismo... 

 

Hace tiempo, y gracias a mi coach, cayó entre mis manos un libro muy útil sobre distinciones lingüísticas que se llama No es lo mismo, de Silvia Guarnieri y Miriam Ortíz de Zárate. Recominedo encarecidamente su consulta porque es muy didáctico y aplicable a multitud de cuestiones de nuestra vida. Podemos aprender distinciones lingüísticas, tales como: la diferencia entre la sinceridad y el sincericidio; entre la exigencia y la excelencia o el compromiso y la obligación, entre otros. Porque aunque puedan parecernos lo mismo… no lo son.

 

Tomo prestada esa idea para este artículo, porque me parece importante que en el ámbito profesional sociocultural, establezcamos de una vez claras distinciones entre ciertos términos/realidades, que nos hemos acostumbrado a que parezcan o sean lo mismo, pero no lo son. Me voy a ceñir, de momento a tres distinciones:

 

* Sin ánimo de lucro / Gratis: la mayoría de las actividades y del trabajo que se realiza en el ámbito social (no tanto en el cultural), lo realizan entidades que recogen en sus principios fundacionales la ausencia de ánimo de lucro. Por ley tanto asociaciones como fundaciones, por ejemplo, se crean con este principio. Sin ánimo de lucro significa que estas entidades no persiguen la obtención de beneficios con las actividades que realizan. Ni las entidades, ni sus miembros, por supuesto. Es decir, que los posibles beneficios resultantes de la actividad que desarrollen deben estar reinvertidos en la entidad, en su mantenimiento, en la realización de nuevas actividades, etc.

Pero que no haya lucro, no significa que se haga todo gratis, que las personas que trabajan en la entidad no cobren, cobren poco o que los usuarios tengamos derecho a exigir gratuidad en la participación. En ocasiones aparecen personas indignadas por el cobro de una tasa para participar en el curso que organiza una asociación o se justifica un salario indigno de un técnico de una fundación aludiendo a que son entidades “sin ánimo de lucro”. Pues bien, no es lo mismo hacer las cosas sin ánimo de lucro que hacerlas gratis.

 

* Voluntariado / aficionado (amateur): también nos encontramos muchas veces que se asocia las actividades realizadas a través del voluntariado, a acciones más propias de aficionados. Incluso llega a justificarse que una acción voluntaria salga mal porque “al fin y al cabo lo hacen voluntarios” o que una asociación esté pésimamente gestionada porque “total, si lo llevan cuatro voluntarios”.

El voluntariado no es sinónimo de hacer las cosas mal, de forma poco profesional o amateur. El voluntariado bien gestionado tiene su ciclo de gestión en el cual, una persona debe pasar por un itinerario formativo que le capacita para desarrollar con eficacia y calidad las actividades que desarrolle en su proyecto de voluntariado. Por tanto, equiparar voluntariado con algo amateur o propio de aficionados, no  es más que la justificación para la mediocridad.

 

* ONG / Cutre: con una justificación a veces similar a la utilizada en el caso anterior, en demasiadas ocasiones se relaciona el trabajo realizado por una ONG/ENL con un trabajo cutre, falto de calidad y, permitidme que lo diga así, con un cierto olor a moho. Como si una gestión excelente sólo estuviera en manos de grandes empresas y corporaciones que cotizan en bolsa.

Lo peor de todo, para mí, es que este estereotipo se ha colado en el seno de muchas organizaciones (no todas afortunadamente) del sector sociocultural a quienes su miedo a salir de una zona “enmohecida” de confort, les impide crecer en calidad y excelencia. Con el pretexto de que es que “somos una ONG” parece que estas entidades se autocensuran en una gestión de calidad y unos objetivos ambiciosos. Con la excusa de una actividad centrada en lo local, en el barrio, etc. se justifica el inmovilismo para no crecer en calidad o no tener objetivos ambiciosos y visión de futuro.

 

 

Empecemos a establecer matices en estos términos, distinciones lingüísticas que nos ayuden a crecer. Nos pueden resultar muy útiles para combatir prejuicios, defender nuestro sector, trabajar con calidad, ampliar expectativas y horizontes más allá de lo convencional. 

Y para aprender más sobre qué es la zona de confort y cómo salir de ella... un vídeo chulo.

 

0 comentarios

¿Por qué es un error colar ofertas de voluntariado (y prácticas) en portales de empleo?

 

En demasiadas ocasiones me encuentro con numerosas ofertas de voluntariado que se cuelan en secciones de búsqueda de empleo/prácticas de conocidos portales de búsqueda de empleo. Me parece un error muy grave, que habla mal de la profesionalidad de estos portales (ya que son incapaces de distinguir un voluntariado, de unas prácticas y de un empleo) y que juega con la precarización de los empleos que oferta.

 

  • En primer lugar hay que tener en cuenta que el voluntariado es una forma de participación social que persigue unos objetivos de transformación social y se desarrolla dentro de instituciones sin ánimo de lucro sin ningún tipo de remuneración para la persona voluntaria.
  • Por otro lado, las prácticas profesionales son experiencias formativas teórico/prácticas que vinculan a un joven en proceso de formación con una institución y/o empresa durante un periodo determinado de tiempo y con una remuneración básica.
  • El empleo, me da hasta vergüenza tener que definirlo, es la actividad profesional que desarrolla un trabajador que ha firmado un contrato laboral con una institución y/o empresa. Es decir, una empresa busca y contrata a un PROFESIONAL, para desarrollar un trabajo.

 

No solo la diferencia entre las tres actividades es obvia, sino que, además,  la población interesada en cada una de ellas persigue unos objetivos completamente distintos. Unas personas buscan ocupar su tiempo de ocio en una actividad solidaria que beneficie a la comunidad; otros encontrar una primera experiencia práctica para completar su formación teórica; y otros encontrar un empleo adecuado a su cualificación profesional con un salario digno que les permita vivir.

 

Entonces, ¿si son cosas diferentes, que tienen objetivos diferentes, reguladas por legislaciones diferentes, y orientadas a personas diferentes, por qué hay personas, bolsas de trabajo, másteres, etc. que se empeñan en tratarlo como actividades similares?

 

Me parece un error especialmente grave cuando se trata de portales específicos para un sector profesional, por ejemplo, la gestión cultural, porque no sólo consiguen instalarse en la “cutrez”, disminuir la calidad de empleo que ofrece, sino que tratan a sus usuarios como profesionales inexpertos desesperados por pringar en cualquier cosa aunque sea gratis. Es decir, que sin darse cuenta están contribuyendo a la precariedad laboral del sector que pretenden promover. ¡Que no lo duden! son responsables de ello.

 

Vamos a empezar a hacer bien las cosas ¿no creéis? a mandar un correo a estos portales cada vez que detectemos este tipo de cosas, o a poner un tweet si se da el caso. Creo que es importante que no lo tapemos.

 

 

Para saber más sobre voluntariado, descargar:"manual para formadores de voluntariado" coordinado por Pedro Pablo Salvador Hernández.

Leer más 0 comentarios

Redes de colaboración en Educa+ (EducaThyssen)

El sábado 21 de noviembre asistí a los VIII Encuentros Educa +: encuentros de educación y museos que EducaThyssen. Se trata de una actividad, en principio, orientada a educadores de museos aunque abierta a cualquier persona interesada en el tema (gracias a EducaThyssen por esa visión tan generosa). Para mí, gestora cultural, apasionada de la educación no formal, era una oportunidad fantástica de aprender y profundizar sobre cómo trabajan los museos y cómo establecen redes de colaboración que era el tema central de este año.


 

Luz Helena Carvajal@Luzcax , educadora en el Museo Thyssen- Bornemisza, nos presentó diferentes proyectos y colaboraciones del museo anfitrión, trasladándonos la idea de que establecer redes de colaboración con otros agentes educativos es una filosofía clave del Thyssen. Me gustó mucho la idea que nos lanzó de que “colaborar entre museos permite conectar públicos” porque parece que siempre estos quedan al margen de los intercambios entre profesionales.

 

 

Encarna Lago, @encarnalago,  gerente de la red museística de Lugo. Para mí fue una intervención brillante y muy motivadora, con sentencias para guardar como un bien preciado:

  • “lo que diferencia a un gestor de un soñador es un plan”
  • “somos un grupo de funcionarios comprometidos”
  • “es importante sacar oportunidades de las dificultades”
  • “programar con la comunidad es escuchar”
  • "los museos no son gratuitos. Los pagamos con los impuestos y no los cobramos dos veces”
  • “no es cuestión de hacer una actividad eso es gestión de efemérides. Es cuestión de programas”
  • "no se pueden confundir los proyectos colaborativos con la gestión de eventos entre instituciones"
  • “los políticos son interinos, los agentes y la comunidad no”, etc.

Iba a opinar yo algo pero, después de esto prefiero no estorbar.

 


Carlos Rendón, @museodantioquia, director del área de programas públicos del Museo de Antioquia, Medellín (Colombia). Nos presentó los Encuentros Internacionales de Arte de Medellín, los MDE, remarcando la enorme importancia de los espacios de acogida. Habló de la necesidad de "bajar el lenguaje hegemónico" del arte y la cultura para trabajar con la comunidad, explicándonos las peculiaridades del entorno del Museo de Antioquia y los trabajos que se han hecho para integrar al entorno en el museo.  También nos habló de la importancia del simposio que desarrollan para generar redes, no es una actividad académica sin más, es un espacio para compartir, crear y establecer las bases de trabajo colaborativo. Por último destaco su idea de establecer rutas y espacios horizontales en las áreas educativas de museos (y de todas las instituciones educativas diría yo).


 

Pedro Jiménez, @pedrojimenez, miembro del equipo de coordinación de ZEMOS98. La relación que estableció entre la capacidad de enseñar y la autoestima me pareció brillante. Muchas veces nos quebramos la cabeza con proyectos de “empoderamiento” y olvidamos los beneficios que tiene poder enseñar algo a alguien. También nos recordó que no hay ninguna tecnología capaz de hacer preguntas. Y las básicas para desarrollar el pensamiento crítico. Las tecnologías son un medio, pero los y las educadoras son imprescindibles en un proceso de enseñanza/aprendizaje. Además, y por las veces que me ha tocado organizar a mí eventos formativos, le reconozco el mérito de ajustar su intervención salvando el retraso en el horario que llevábamos por el descanso. ¡Qué importante es contar con ponentes flexibles y tan generosos como Pedro Jiménez!

 


Florencia González, @flangarica,  museóloga del Museo social argentino y profesora de artes del Instituto universitario Nacional del Arte. Me encantó oírle destacar la importancia de empezar trabajando “desde abajo” para tener una base realista del trabajo que hay que hacer. En el caso de los museos, es básico el contacto con el público. También destaco su idea de que "las redes llaman a otras redes, y cuestionan todo lo que sea un punto fijo". Entiendo que la colaboración es una línea que cuando se cruza, difícilmente se vuelve atrás. Cuando aprendemos la riqueza que aporta la colaboración ¿quién tiene ganas de estar haciendo siempre todo solo?

 

 

En definitiva, el sábado, tuve la oportunidad de aprender, crecer, nutrirme de otras visiones, compartir puntos de vista, twittear mucho y disfrutar de la excelente acogida de EducaThyssen. ¡Gracias por todo! Y no os perdáis el VIII Educa+ que merece la pena.

 

0 comentarios

LA EDUCACIÓN DEL SER (III). El ser social.

Leer más 0 comentarios

LA EDUCACIÓN DEL SER (II)


Continúo mi crónica y mis reflexiones sobre el foro LA EDUCACIÓN DEL SER del 17 de octubre. Fue un día intenso y creo que merece la pena seguir desglosando contenidos. La segunda ventana del foro estuvo abierta para tratar sobre:



EL SER EMPRENDEDOR.


Reconozco cierta apatía que siento cada vez que escucho esta palabra que, a mi juicio, se ha utilizado demasiadas veces en el contexto de la crisis para justificar el bombardeo de la idea de autoempleo en España.



Tal y como yo lo entiendo, este concepto va mucho más allá de ser autónomo o montar una empresa. ¿Y eso de qué todo el mundo podemos hacerlo? Bueno… de la misma forma que todos podemos tocar el piano ¿no? O pintar. Pero seamos sinceros, no todos somos Chopin o Picasso , ni lo seremos nunca. Así que convencer a la gente de que emprendan y que tendrán éxito sólo con montar la empresa que siempre han soñado me parece un engañabobos. Pero bueno, esto no tiene que ver con el ser emprendedor.


El foro nos trajo a varios expertos:



Humberto Matas. Fundación Créate. Destaco un aspecto que comentó en el ámbito del emprendimiento pero que se viene trabajando en la educación no formal desde hace décadas (desde los 70 aproximadamente): dar más importancia al proceso que al resultado. De esta forma el resultado acabará siendo todo excelente que queramos.

Yo lo relaciono con dos ideas: una es esa conocida frase de “partido a partido” o la maravillosa idea que leí en una entrevista al futbolista Fernando Torres: “ganar no es un objetivo, sino una recompensa”, el objetivo día a día es otro. Y para mí ese objetivo es tan importante que lo tengo escrito ahí arriba “la excelencia no es un acto, es un hábito”. Entiendo la excelencia como el mimo y el cuidado en cada cosa que haces, como la pasión por cuidar cada detalle, cada persona, cada parte del proceso. Así, partido a partido, la recompensa llegará.


Iñaki Ortega. Incorporo su mención a un segundo renacimiento cultural vinculado al desarrollo tecnológico, la democratización de los medios de producción y sus consecuencias, y el concepto de “micropoderes”.


LEINN Mondragón. Valoro sin duda el trabajo educativo que nos presentaron y el modelo colaborativo con Finlandia, y valoro el modelo de “aprender haciendo” que nos mostraron. No me parece novedoso el modelo como tal, pero sí que una universidad haya decidido apoyarlo e implementarlo. El viejo modelo universitario ha muerto, hoy día solo es un walking dead.

 


Lo que no tengo nada claro es que los paneles de experiencias educativas tan concretos deban incluirse en este mismo espacio. No lo tengo nada claro, la verdad. Por un lado porque el ser humano tiene una capacidad de atención limitada que esa mañana sobrepasamos con creces. Y por otro lado porque las exposiciones teóricas y/o motivadoras tienen un público y estos paneles de experiencias tienen otro, y no tienen por qué coincidir.


Y esto me sirve para hablar de la gestión del tiempo. Por mucho que queramos tratar o compartimentar, una mañana da para lo que da, es necesario elegir qué se queda fuera, y ofrecer un programa que nos permita disfrutar, aprender y compartir.


  • Disfrutar con un ritmo asumible por un público que llega al foro en su tiempo de ocio. ¡Ojo que esto es importante! El público está dedicando su tiempo libre a asistir. No podemos clavarlos a las sillas durante horas sin espacios de descanso.


  • Aprender. Y aquí hablo precisamente de plantear un reto intelectual y de la diferencia entre los contenidos más teóricos y los paneles de experiencias. Las experiencias son las que son, se cuentan, se enseñan, se toma nota, puede que te ayude a extrapolar alguna idea, pero no se discute ni se debate. No son un reto intelectual. Los retos te llevan a superar ciertos límites y además a cuestionarlos, debatirlos, razonarlos, replantearlos. Y un cambio en el paradigma educativo es un grandioso reto intelectual.


  • Compartir (no sólo en twitter), retroalimentar la comunicación con el público abriendo espacios para interactuar. Estableciendo una comunicación bidireccional, horizontal y creativa. Ese espacio se puede dar pero requiere un tiempo planificado para poder ofrecerlo.


Lo que no está en el programa no existe, si no hay espacio reservado para preguntas, por ejemplo, no habrá forma humana de hacerle un hueco según se desarrolle la actividad. Porque como dicen en el Ministerio del Tiempo (maravillosa serie de ficción española, la recomiendo incansablemente): “el tiempo es el que es”.


Y yo añado que: “una mañana da para lo que da”, que no es poco.




1 comentarios

LA EDUCACIÓN DEL SER. #yoestuveallí

Hace unos días participé en el foro “La educación del Ser” organizado por la Fundación Promete desarrollado en “las arenas” del teatro-circo Price en Madrid. Un espacio sin duda magnífico para representar espacialmente que la educación es una cuestión para abordar desde una perspectiva completa, 360o.

Como en todo este tipo de espacios hubo cosas muy interesantes y otras, bastante menos. Pero no importa, es fundamental asistir con la idea de que siempre se puede aprender de todo y de todos. De algunas personas aprenderás cómo hacer las cosas e incluso les copiarás (“No inventes! Copia!” Emilio Duró), y de otras personas simplemente anotarás qué no hay que hacer. Ambas cuestiones las enmarcamos en el mismo proceso de aprendizaje.

 

 

Voy a desglosar las intervenciones en diferentes post, porque me resulta demasiado pesado resumir todo el foro en un solo artículo. Empiezo por los referentes a “EL SER CREATIVO”:

 

 

Luis Cacho. Presidente de la Fundación Promete. Expuso fantásticamente las bases de los proyectos educativos de la fundación: diseño previo de la intervención, mapa de valores, herramientas educativas orientadas, y todo basado en un modelo antropológico concreto.  Manejó un paradigma de educativo basado en la vocación, una educación personalizada a lo largo de toda la vida. Me cuestioné sin embargo dos puntos de su intervención: la gestión que se realiza de esa “participación voluntaria” en los proyectos (como experta en voluntariado veo tantos incumplimientos de las leyes de voluntariado que inevitablemente se me pone el vello de punta cuando se alude al voluntariado) y, por otro lado, la sensación de desconocimiento de otros proyectos que se están realizando (y en el mismo Madrid) con un paradigma educativo muy similar y con un target poblacional diferente al de Promete. ¡Qué importante sería hallar puntos de convergencia con otras entidades!

 

José Antonio Marina. Siempre es un placer escucharle. Los maestros siempre aportan algo nuevo a nuestro bagaje educativo y Marina es un maestro. “La educación es magia, hace posible lo que parecía imposible”. Marina domina el espacio escénico no como un actor, sino como un maestro. Domina los tiempos y los contenidos a un nivel EXCELENTE. Maravillosas fueron sus referencias etimológicas: alegría “laetitia”, lo amplio; angustia “angosto” estrecho. Y una frase que encierra toda una declaración de principios educativos y que invita por si misma a replantearse muchos principios educativos y vitales: “el talento NO está al principio, sino al final del proceso educativo”. Fantástica reflexión.

Leer más 2 comentarios

Cuando una villa se hace teatro

Del 21 al 30 de agosto se ha celebrado el Festival de la Celestina en la Puebla de Montalbán (Toledo). Un acontecimiento que reviste la villa toledana de harapos teatrales y lo impregna de un aroma a escena clásica. Es, sin duda, un festival que involucra a toda la sociedad pueblana y la compromete no sólo con el recuerdo a una de las obras magnas de la literatura universal, sino también con la generación de nuevos espacios culturales.


De las diferentes actividades que forman parte del festival de teatro, merece la pena destacar las llamadas “representaciones en las cuevas”. La Puebla de Montalbán como muchas otras localidades castellanas, posee bajo sus casas numerosas cuevas horadadas en la roca madre y cubiertas con extraordinarias bóvedas de ladrillo. Estos espacios sirven de improvisados microteatros (que tan de moda se han puesto) para albergar un festival de teatro clásico mimado hasta el extremo.


Es clara la diferencia con las microsalas asfixiantes que proliferan en las grandes capitales. A pesar de que en algunas el grado de humedad es un dato a tener en cuenta, la rentabilidad de la cueva como espacio escénico es inmejorable. Bastaría incorporar unas pequeñas banquetas y todo sería perfecto.


Pero sin duda lo mejor de estas representaciones es la implicación vecinal. Los dueños de las cuevas se sienten orgullosos de colaborar, el ayuntamiento les ayuda a mantener las cuevas visitables, los vecinos a veces acuden a disfrutar del festival e incluso los chavales de la casa participan en las representaciones como tuve ocasión de comprobar con la obra “el sabio y la muerte”


En ella cinco niños, nietos de la dueña de la cueva, representaron la bienvenida a los espectadores con un maravilloso juego de mimos que se movían al compás del tic tac del reloj. Una pieza aneja a la obra que enlazaba perfectamente con la entrada a la cueva y que fue maravillosamente representada por esos pequeños actores.  Fue en la cueva Vedado Alto 14, apúntenla para el año que viene, porque doy por hecho que acudirán al festival.


¡No se lo pueden perder!

0 comentarios

Colaboración con la Plataforma por la libertad educativa

Ha sido para mí un auténtico placer colaborar con el blog de la Plataforma por la libertad educativa con un artículo muy personal, basado en mi experiencia como alumna, y como formadora.


Reflexionar sobre cuestiones vinculadas a la educación es uno de mis placeres además de una práctica muy útil en mi proceso de formación como pedagoga. Compartirlo es un ejercicio de exposición que, creo, merece la pena. Ya que siempre podré aprender de una opinión, un apunte o punto de vista diferente.


Todo ayuda a seguir poniendo consciencia en nuestro aprendizaje.


Leer más 0 comentarios

Y yo... también me quito el sombrero!!!

Hoy me he topado con un proyecto cultural maravilloso que tiene como trasfondo una historia educativa preciosa. 

 

#Lassinsombrero es mucho más que un documental sobre las mujeres olvidadas de la generación del 27. Esa magnifica generación de poetas, escritores y artistas españoles que colocaron nuestra cultura en lo más alto del panorama artístico mundial.

 

#Lassinsombrero es una historia de mujeres. Es la historia de una profesora y su alumna. Es la historia de cómo una pregunta puede convertirse en el detonante de un salto de calidad en el proceso educativo. Es la historia de no tener miedo a "no saber", de reconocer el valor del alumno y su aportación a la construcción del conocimiento.

 

De una pregunta ha nacido un proyecto maravilloso que a mi me ha enamorado. No os cuento más porque merece la pena descubrirlo.

 

Si no ves el vídeo  picha aquí

 

1 comentarios

Educación en el ámbito rural

Después de un micro-proyecto de 4 meses de trabajo como diseñadora, el pasado 25 de junio regresaba a la cancha de la formación de la mano de AFAMMER en la localidad toledana de Méntrida. Siempre hay nervios, cosquilleo, cuando vas presentarte frente al auditorio para iniciar un proceso formativo.

 

Junto a la responsable de la I Jornada de violencia familiar en el ámbito rural, decidimos enfocar una "taller con herramientas prácticas para aprender a detectar conductas cercanas a la violencia en jóvenes". Un reto maravilloso para trabajar con educadores de todo tipo empleando un material cercano a los jóvenes como el la música.

 

No puedo dejar de agradecer la confianza de AFAMMER y, sobre todo, a los participantes por su atenta escucha, su participación y su colaboración. Mi papel fue el de provocar e incentivar un aprendizaje que ellos supieron asumir y gestionar.

 

Por otro lado, remarco la enorme importancia de realizar este tipo de actividades en el mundo rural, tan alejado la mayoría de las ocasiones de planes de formación y de una oferta educativa estable y de calidad. Es necesario realidad acciones de este tipo en los pueblos, y si es posible, trabajar con programas formativos más duraderos que permitan un seguimiento del aprendizaje así como contrastar que los objetivos pedagógicos se han conseguido.

 

Pongamos la mirada en nuestros pueblos.

0 comentarios

Otras actividades extraescolares

Televisión española estrenó anoche un pequeño reportaje sobre el documental de Pascal Plisson "Camino a la Escuela". Creo que es una labor importante de la televisión pública difundir y tratar sobre contenidos que aporten valores a la sociedad y nos hagan ampliar nuestra visión sobre la realidad social y educativa en el mundo.


A pesar de que no vamos a poder disfrutar de este documental en todos los cines, considero que puede convertirse en un ejemplo de actividad extra escolar fantástica para la mayoría de alumnos de secundaria y/o adolescentes en general de nuestro país.


Asistir a una sesión de cine, en horario extra escolar, con los compañeros y compañeras de curso, con el tutor o la tutora, ver una película sobre la realidad de muchos chavales en el mundo que tienen que superar numerosas dificultades para poder acceder a la educación; y, sobre todo, abrir un debate profundo con ellos sobre este tema, considero que es una actividad de extraordinaria calidad para trabajar con adolescentes.


No pasa nada por mezclar las palomitas con el debate, no pasa nada por ver al profe fuera del aula, por compartir dos horas fuera del instituto, no pasa nada por poner los pies en la tierra, por aprender de otras realidades y cambiar nuestro punto de vista. No pasa nada por jugar con otras reglas que no son el horario de la escuela, los apuntes en los cuadernos o el timbrazo que avisa del cambio de hora.


Y si en el instituto no se propone, pero tenemos hijos adolescentes, vayamos con ellos a ver este documental. No podemos dejar la responsabilidad de la educación únicamente en manos de los maestros. Me parece importante que los jóvenes vayan con otros jóvenes a ver una película así, pero si no es posible ejerzamos de educadores, porque los somos, seamos padres, tíos, hermanos, abuelos, profesores, etc.


Si queremos educación de calidad, querremos implicarnos en ella, ¿no?



0 comentarios

La mirada de unos "ojos voladores"

Hace unos días me sorprendió la noticia de la irrupción en Toledo de un o una artista callejero o callejera, que utiliza como soporte para su arte las tapas de alcantarillas de la ciudad en el centro histórico.

 

Me maravillan dos cosas de esta noticia y me preocupa otra. Así que, vayamos por partes:

Por un lado me encanta la idea de que alguien se lance a crear y soñar a partir de mobiliario urbano "vulgar y corriente". Sobre todo cuando ese mobiliario está ahí inerte y un artista es capaz de darle vida. Considero que las acciones de "Ojos voladores" que es como firma este artista misterioso, al menos no dejan indiferente a nadie y movilizan la conciencia creativa de los ciudadanos.

 

Habrá quien considere que no se debe "estropear" el mobiliario urbano, y yo en parte también estoy de acuerdo. Y digo en parte porque entiendo que siempre que la acción creativa de un artista sume, debe aceptarse e integrarse de buen grado en la imagen de la ciudad. Habrá quien piense que unas tapas de alcantarillas son elementos sin ningún valor artístico que no pasa nada porque se pinten o incluso "pinturrajeen" como algunos consideran que hacen los artistas contemporáneos. En Toledo, una vez más, hasta las alcantarillas son casi elementos patrimoniales. En la imagen incluyo una fotografía que hice hace años de una boca de riego del casco histórico. Como veis, una auténtica maravilla. Tanto que cada año desaparecen unas cuantas.

 

Al parecer "ojos voladores" no utiliza como soporte estas maravillosas bocas de riego, sino que pinta directamente sobre las tapas lisas y simples que han ido sustituyendo a las sustraídas. Así que mi preocupación no era para tanto. Me parece fantástico combinar bocas de riego tradicionales, forjadas por maravillosos artistas del hierro, con otras contemporáneas pintadas por un artista callejero.

 

Este hecho me parece la síntesis perfecta para enfocar el futuro cultural de Toledo: Arte patrimonial y contemporáneo dados de la mano. Desde hace más de una década el museo de arte contemporáneo de Toledo permanece cerrado y creo que va siendo hora de que esta ciudad retome un proyecto de arte contemporáneo. "Ojos voladores" y otros artistas locales lo agradecerán.

 

Por último, me gustaría destacar otro aspecto importante, esta vez referido a la prensa cultural y local. Creo que debe volverse a poner el acento el la prensa local. He podido acceder a esta noticia gracias al único periódico nacional con una sección fija local dedicada a Toledo (y provincia): el diario ABC. Para mi no existe la libertad de prensa si esta sólo se centra en los intereses nacionales e internacionales obviando lo que ocurre en el resto del planeta.

 

En la vida y en la cultura no todo pasa en las grandes ciudades.



(Podemos ver la galería de imágenes de las pinturas aquí)

 

0 comentarios

A mí llévame al Museo Naval

Web del museo Naval (Madrid)
Web del Museo Naval



El sábado charlaba con unos amigos sobre diferentes actividades y visitas culturales. Son un matrimonio de buenos amigos, ambos con titulación superior de la rama científico-técnica y gran interés por la oferta cultural de la capital. Es decir, alto “nivel cultural” pero sin conocimientos expertos en la rama de las humanidades.


En un momento dado salto la chispa que animó la noche y creó el debate:  

  • “Pues, te digo la verdad, mi museo preferido de Madrid es el museo Naval”
  • “¿El museo Naval?” dije.
  • “Sí, sí, el museo Naval” me insistieron.  

Me relataron la visita que hicieron hace unos meses al museo y cómo, pensando que sería una visita más a un museo más, todo cambió al ofrecerles gratuitamente (esto es importante) una visita guiada.

  •  “¿Y qué tuvo de especial la visita guiada?” pregunté.
  •  “Que yo pensaba que aquella señora mayor nos iba a habar de batalla naval tras batalla naval y ¡para nada! Salimos de allí habiendo repasado casi toda la historia de España y sobre todo contagiados de la pasión que ella nos transmitió” me contaron.
  •  “Para mí, ese es el doble objetivo del servicio de educación de un museo: transmitir el valor cultural de un museo y facilitar una experiencia cultural diferente. Para ello, sin duda, las personas que lo diseñan y lo ejecutan son clave”.


Una vez más la diferencia la marcamos las personas. El interés lo suscitamos las personas. La pasión la ponemos las personas. Nosotros creamos el espacio común en el que intercambiamos conocimientos, vivencias, sonrisas, cultura, un buen rato, una pregunta, una respuesta, un juego, un aprendizaje, valores, emociones… Ese espacio común es el lugar donde se gestan experiencias irrepetibles que involucran a todos nuestros sentidos.

Los museos no viven por sí solos si no los llenamos de personas apasionadas por su trabajo y personas apasionadas por la cultura. Mi opinión es que los museos se conviertan en esos espacios comunes generadores de experiencias inolvidables.



2 comentarios

5 consejos para profes de universidad (léase también ponentes de máster)

 

Mi última experiencia como estudiante en Pedagogía en la UNED, ha colmado el vaso de mi hastío con la universidad española, en general débil, mediocre, y más propensa a convertirse en un escaparate que en servir al conocimiento y la educación. Si queremos una educación pública y de calidad, pongámonos las pilas cada cual desde el lugar que ocupa.

 

 

He estudiado en 5 universidades diferentes y conocido decenas de profesores y ponentes de todas las formas y colores (algunos maravillosos, pero los menos). Por eso me atrevo a lanzar 5 consejos para todas aquellas personas que se presenten delante de un aula de universitarios y quieran salir un poquito airosos.

 

1.- Conoce a tus alumnos. Dedica un tiempo a conocer sus perfiles, sus intereses, sus experiencias, su base de aprendizaje, etc. No sólo te ayudará a enfocar mejor tus clases o a adaptar el lenguaje que utilizas, sino que te ayudará a no meter la pata y decir algo inapropiado delante de algún experto. Actualmente a la universidad española (tanto en grados como en másters) acceden personas con estudios universitarios previos y amplia experiencia profesional. Hablar en un aula universitaria dando por supuesto un nivel bajo del alumnado puede depararte alguna mala experiencia. Para evitarlo, conoce a tu alumnado.

 

2.- No hagas preguntas para dar tú la respuesta. Si preguntas a tus alumnos es para tener en cuenta sus respuestas e integrarlas en el desarrollo de la clase, para construir el conocimiento de forma colaborativa, para sumar. Preguntar algo con el objetivo de que nadie sepa la respuesta correcta menos tú, y así quedar como salvador/a es absurdo, inútil y un poco patético. Además, corres el riesgo de equivocarte y en ese caso, terminarás de perder la credibilidad delante de tus alumnos.

 

 

3.- No cites tus propios libros. Y menos aún los incluyas en la bibliografía obligatoria. Es una práctica habitual en la universidad y, sin duda, te desacredita. Yo jamás me fío de un/a profesor/a que recomienda su propio libro. ¡Es tan mediocre!

 

4.- Lo optativo no es obligatorio. En demasiadas ocasiones algunos profesores no tienen demasiado claro la diferencia entre una actividad que haces si quieres y otra que tienes que hacer necesariamente para superar una asignatura. Si se establece una actividad optativa (participar en foros, chats, etc.) cada alumno/a decide libremente si participa o no. Utilizar la posición de poder de un/a profesor/a (es quien decide quien aprueba y quien no) para forzar la participación en actividades optativas es antipedagógico. Si quieres que las actividades optativas que propones triunfen hazlas interesantes, atractivas, haz que puntúen justamente con el esfuerzo que requieren y evalúalas para mejorarlas cada curso.

 

 

5.- Organízate. Sin duda es el primer paso que hay que dar. Ser experto/a en una materia no te garantiza saber: dar clase, impartir formación, hablar en público o tener claridad expositiva. Para suplir cualquier carencia, organízate, prepara tu intervención, busca la sencillez, “anótate hasta los chistes”, ideas clave, objetivos de tu intervención, contenidos básicos, etc. Consejo: crea espacios para dudas y preguntas y responde de forma breve y concisa. La resolución de dudas no puede convertirse en una intervención prolongada.

 

Pero, sobre todo, recuerda que los procesos de aprendizaje se basan en la comunicación, no en la información. Para informar a un alumno basta con darle referencias y fotocopias. Comunicar requiere de la participación activa de dos o más individuos. Piensa qué modelo de comunicación quieres para tus clases y ponlo en práctica.

 

3 comentarios

Cuando artesanía y arte van de la mano

 

Parece mentira imaginarse que estos dos sectores culturales puedan darse disociados e incluso divorciados, pero en Castilla-La Mancha tenemos la muestra de que, durante muchos años, así ha sido. FARCAMA, la feria de artesanía de Castilla-La Mancha, ha permanecido durante muchos años aislada del centro histórico, cultural y turístico de la ciudad de Toledo.

 

A pesar de ser la gran feria de esta región, permaneció aislada en una carpa a extramuros de la ciudad. Por diferentes motivos, entre ellos la inexistencia de un lugar físico en donde instalar a tantos artesanos de la región. La feria vivió de espaldas al arte que encierra la capital castellano-manchega y eso, sin duda, era un gran error. Los artesanos se veían alejados de los artistas de los que, en muchas ocasiones, toman su inspiración.

 

Desde hace unos años FARCAMA se ha trasladado al centro histórico, buscando nuevo emplazamiento y aprovechando, en esta última edición el nuevo palacio de congresos. Estratégicamente la elección es inmejorable, aunque es necesario revisar algunas cuestiones prácticas. Los modelos de casetas hay que revisarlos, ahora FARCAMA está en un espacio arquitectónico sólido, en un ambiente cálido y acogedor en el que casetas de lona blanca pierden todo su sentido. También es necesario dar una vuelta de tuerca al modelo expositivo, la organización, la ordenación. En demasiadas ocasiones el visitante pierde el sentido de en qué parte del viaje está. Y no me refiero al lugar físico que está perfectamente indicado, sino a la propuesta de viaje por la artesanía de Castilla-La Mancha.

 

Pero, sin lugar a dudas, el gran acierto de FARCAMA es su vinculación al arte y el patrimonio histórico que ofrece Toledo. Con la FARCAMA CARD el visitante puede organizar un viaje completo a la ciudad y con la jornada de la tapa asociada puede disfrutar de su riquísima gastronomía.

 

La FARCAMA CARD te da la oportunidad de visitar en el día la feria de artesanía más cuatro museos de Toledo:

 

  • Museo del Ejército: además de la impresionante visita a las excavaciones que se realizaron para la apertura del museo en el Alcázar de Toledo y de la colección permanente, el visitante podía visitar una exposición especialmente pensaba para este año del Greco 2014 con un tema dedicado a las armas de la época del Greco.
  • Museo de los Concilios y la Cultura Visigoda: situado en la iglesia de San Román, desde cuya torre se puede divisar una de las mejores vistas de Toledo, ha sufrido una importante renovación museográfica con un discurso mucho más pedagógico. Sigue siendo, eso sí, demasiado expositivo. A pesar de ello se pueden contemplar algunas de las piezas extraídas del yacimiento toledano de la Vega Baja.
  • Museo Sefardí: siempre es una delicia visitar esta sinagoga judía, una de las joyas arquitectónicas de la ciudad. El museo necesita un cambio en su discurso y en una colección que no se renueva desde hace demasiados años. Cuesta, además, encajar encontrarse una obra de Vostell en mitad de la nave principal.
  • Museo del Greco: desde su remodelación merece la pena visitarlo. Es muy interesante la exposición del primitivo discurso museístico de principios del siglo XX y del nuevo planteamiento. Es toda una lección para historiadores del arte, museólogos o gestores culturales. Además, la adaptación de la zona ajardinada ofrece un espacio con encanto para disfrutar de los paisajes y los cielos de Toledo tan bien reflejados por la mano del Greco. Para mí, es una visita obligada.

Por último, y a pesar de no entrar en el paquete de FARCAMA CARD, Toledo ofrece siempre muchas más opciones culturales y en el año del Greco 2014, todavía tenemos la exposición: El Greco Arte y Oficio. Una retrospectiva sobre la obra del Greco y su taller, destacando sin duda el pincel del toledano Luis Tristán o los intentos pictóricos de Jorge Manuel.

Al final, mi visita a FARCAMA se convirtió en una experiencia cultural global, desde la artesanía del siglo XXI a la cultura judía. Un viaje maravilloso desde la forja castellano-manchega a la orfebrería visigoda. La artesanía no se puede entender sin el arte sobre el que se sustenta y los modos de vida que la dan a luz. Toledo ofrece siempre la posibilidad de éxito cuando artesanía y arte van de la mano.

 

0 comentarios

El primer día, la primera hora

 

Septiembre nos trae, como cada curso, la ya famosísima “vuelta al cole”. Queramos o no, la mayoría acabos imbuidos en este espíritu colegial que hace que clasifiquemos nuestra vida por cursos y no por años. En medio de este olor a cuaderno nuevo, a libro forrado y a reencuentro con los compañeros hay un paso que siempre nos cuesta dar: el primero.

 

El primer día, la primera hora, o el primer minuto de curso, de formación o de trabajo, cuesta darlo, cuesta llenarlo de contenido, y todo gracias al “horror vacui”. Ese temor irracional al espacio en blanco, al vacío, que nos acelera el corazón y, a veces, incluso nos paraliza. ¿Qué hacer el primer día?, ¿cómo llenarlo de contenido?, ¿qué hago?, ¿qué preparo?, ¿qué digo?

 

En mi opinión, el primer día de curso, el primer día que se reúne el equipo de trabajo después de vacaciones, el primer día que te presentas frente a un grupo de alumnos, no es el día adecuado para llenarlo de contenidos, sino para jugar con los espacios en blanco y dar voz a los demás.

 

Para mí, el primer día de “cole” es el momento ideal para “trabajar las expectativas” del grupo. ¿Qué esperan los alumnos del nuevo curso?, ¿qué esperan los miembros de mi equipo para el nuevo curso? ¿qué les motiva?, ¿qué gustaría conseguir?, ¿qué quisieran aprender? ¿dónde reside su motivación? ¿qué no les gustaría que ocurriera durante el curso? ¿qué tendría que pasar para finalizar el curso satisfechos?

 

Generalmente el primer día el educador propone, cuando no impone, sus criterios, normas y metodología de trabajo; pero en muy pocas ocasiones traslada la voz a los verdaderos protagonistas del proceso, a quienes tienen que poner su estudio o trabajo sobre la mesa para poder lograr los objetivos.

 

 

Yo no entiendo un primer día de cole, de trabajo, de curso, de máster, etc. sin un trabajo serio de las expectativas del grupo. Con este trabajo nos evitamos el miedo al vacío, recopilamos un montón de información para adaptar la formación al grupo y además cedemos un espacio a los verdaderos protagonistas. ¿Qué más se puede pedir?

 

 

0 comentarios

Camarero... ¡una de museos!

 

Hace unos días pude completar un maravilloso recorrido por tierras de Castilla. Al cobijo de la exitosa serie de televisión "Isabel" se ha popularizado esta ruta por tierras de Valladolid, Zamora, Ávila, Segovia, etc. Numerosos pueblos de Castilla se ha unido a esta corriente de turismo cultural creando y renovando iniciativas culturales vinculadas a la figura de Isabel I de Castilla.

Además de disfrutar de un patrimonio histórico excepcional, aunque no siempre cuidado, y de una gastronomía deliciosa; he tenido la oprtunidad de disfrutar de algunas iniciativas museísticas que me han sorprendido y además, quiero recomendar.

 

Museo del Tratado - Tordesillas

Ubicado en algunas de las dependencias que formaban las casas donde se negociaron las condiciones del célebre Tratado de Tordesillas que dividió el mundo en dos con una línea imaginaria trazada de polo a polo y situada a 370 leguas al oeste de la isla de Cabo Verde. La zona oeste quedaba bajo la influencia de la corona de Castilla y la este de Portugal. 

  • Objetivo pedagógico: transmitir la importancia histórica y la repercusión en la actualidad del Tratado de Tordesillas.
  • Salas: 3 "salas": acceso al salón con las reproducciones de las tres carabelas que iniciaron el primer viaje de Colón a América; sala principal con el mundo antes y después del Tratado y una tercera sala de recreación histórica.
  • A destacar: la didáctica, la reporducción de mapas y la línea del tiempo multicultural
  • A mejorar: la recreación de la última sala resulta demasiado infantil, podría completarse con la cesión par ala exposición con algunas piezas museísticas más relevantes, y es necesario explotar la potencia didáctica del panel de la línea del tiempo a través de pósters o trabajándola online.

 

Palacio Real Testamentario - Medina del Campo

El museo testamentario se sitúa en algunas dependecias que todavía se conservan del palacete donde falleció Isabel I y donde dictó su celebérrimo testamento. En la misma Plaza Mayor de la Hispanidad, pleno centro de la Medina, está este pequeño museo maravillosamente aprovechado y con algunos recursos didácticos muy destacables.

  • Objetivo didáctico: difundir el contenido y relevancia del testamento y el codicilio de la reina Isabel "la Católica". Dar a conocer la esencia del Tercer viaje de Cristobal colón a América.
  • Salas: acceso, sala de proyección (vídeo de presentación), rellano de escalera con el libro de firmas, sala de la vida de Isabel, sala del tercer viaje de Colón, sala del Codicilio y Testamento.
  • A destacar: la antesala del tercer viaje de Colón y el montaje de la evolución del mundo desde la antigüedad (maravillosa), el video/comic del tercer viaje y sobre todo la originalidad del montaje, la presentación con pc y proyector del Codicilio y el Testamento, las reproducciones de documentos y la recreación de la estancia donde falleció la reina.
  • A mejorar: muy desaprovechada la sala dedicada a la infancia y juventud de Isabel, es necesario repensar este espacio; es importante incorporar algunos bancos y espacios de descanso para los visitantes, si no, todos acabamos sentándonos en el alféizar de la ventana junto al busto de Isabel.

Mi impresión tras visitar estos museos ha sido realmente positiva. A veces creemos que sólo en los grandes museos podemos disfrutar o aprender y estos museitos en ciudades pequeñas o pueblos grandes nos pueden aportar muy buena formación y una experiencia enriquecedora. Además, no voy a dejar de decirlo, ambos gestionados por un personal muy atento y cualificado.

Me dejo en el tintero una pequeña sorpresa que descubrí en Ávila. Un museito cuyo mérito ha sido montar una sala expositiva muy didáctica con una fotocopiadora y un paquete de folios. Pero esa joyita la guardo para otro día.

 

 

Leer más 0 comentarios

Guerra abierta a los talleres de mosaicos...

Mosaico de Océano (Carranque)
Imágen obtenida de Wikimedia Commons

Y a todas esas actividades ("cutres") que en los museos tratan de enseñarnos a reproducir técnicas ancestrales sin otro objetivo que “recuperar” “lo perdido”. Que digo yo, que si se perdió sería por y para algo, y no es tiempo ya de fabricar bifaces.

 

Sé que empezar así el post es un poco macarra y provocador, pero tras la última visita que realicé a un yacimiento arqueológico, lo vi claro: ponemos el acento en la sílaba equivocada, es decir, en el objetivo pedagógico y en la parte de la actividad educativa equivocada. Lo importante no es el formato o la técnica sino el contenido que se transmite en cualquier actividad educativa en museos.

 

Creo que es fundamental cambiar la mirada sobre los miles de talleres y actividades que ofrecemos desde las instituciones culturales y ofrecer un trabajo mucho más cercano a los alumnos y alumnas que tenemos delante. Ellos son el principal recurso educativo con el que contamos y lo desaprovechamos aplastándolos con un contenido impuesto. Pienso, sobre todo, en la población juvenil, que es en la que soy verdaderamente experta, y “se me abren las carnes” imaginando lo mucho que divertirán montando mosaicos al estilo romano y sobre todo, lo mucho que tiene que ver con su realidad.

 

Probablemente, en una visita a un yacimiento arqueológico romano en el que los mosaicos son su mayor atractivo, los jóvenes deben salir de allí sabiendo cómo se realizaban estos mosaicos. Pero este contenido no puede ocupar más de 10 o 15 minutos de la visita. ¿Qué hace realmente únicos los mosaicos? ¿la técnica? ¿los colores? Probablemente los temas que se incluyen, el contenido, la historia que cuentan, el sentido que le da a la vivienda que esos mosaicos estén ahí, lo que nos transmiten de la religiosidad, las tradiciones, la cultura, etc.

 

¿Cómo transmitir eso a un grupo de jóvenes? Creando las condiciones adecuadas para que experimenten el mismo proceso creativo que tuvieron que realizar los artistas que soñaron aquellos mosaicos. Pongamos a su disposición una pedagogía que les haga descubrir cuáles son los temas fundamentales de su vida, qué les preocupa, les interesa, cuál es  la cultura o la religión heredada de su familia, qué les gustaría transmitir, etc. Y luego ya trabajemos cómo quieren hacerlo,a  través de herramientas que les son cercanas. Si la técnica del mosaico es antigua, ¿cuál quieren utilizar ellos? ¿pc? ¿tablet? ¿graffiti? ¿tatuajes? ¿Si tuvieran que transmitir a futuras generaciones algún aspecto de su vida, de su realidad, qué transmitirían y en qué formato?

 

Ahí radica la clave del trabajo educativo desde la cultura. No se trata de repetir procesos artísticos arcaicos sino de trasladar a un lenguaje actual la trascendencia de esos procesos y la responsabilidad que tenemos de seguir alimentando la cultura de nuevas aportaciones. Por eso le he declarado la guerra a los obsoletos “talleres de mosaicos” y le doy la bienvenida a otros espacios educativos en los que los participantes crean, juegan, aprenden, disfrutan y experimentan.

0 comentarios

Imprescindible para el gestor: perder la ilusión del control.

En gestión cultural, en gestión en general y en cualquier otro tipo de dirección laboral y trabajo en equipo, ser imprescindible es un valor primordial a la hora de mantener nuestra institución/empresa como referente de nuestro campo. Ocurre algo similar cuando nuestra empresa somos nosotros mismos y tenemos que posicionar nuestro trabajo dentro de un equipo.

 

Pero es necesario establecer una distinción fundamental entre la estrategia de la empresa y el equipo y la del individuo. Cuanto más trabajemos para que nuestra institución sea imprescindible en su campo y se vuelva un referente del sector, mayor será sus sostenibilidad. Para ello es fundamental posicionar y visibilizar su trabajo en el sector e incluso, si se trata de un departamento dentro de una gran empresa, debemos reforzar la comunicación interna y la programación de nuestras actividades para incluir acciones encaminadas al reconocimiento de nuestro trabajo. Activemos la clave estrategica como si quisieramos posicionar una web en el vasto imperio de google. Cuanto mayor sea la huella que dejamos más reconocimiento obtendremos.

 

En el ámbito cultural es todavía más complejo visualizar esa importancia y repercusión de nuestro trabajo, y en demasiadas ocasiones, los gestores culturales hacemos poco por visualizar la trascendencia de nuestro trabajo. Es una de las asignaturas pendientes que debemos reforzar y marcarnos desde el inicio en el plan estratégico de nuestra entidad. Sólo creando el espacio, dejando hueco al tiempo necesario y programando acciones concretas para la consecución de este objetivo, podremos encaminarnos hacia él. Todo lo demás será como la culpa: inútil, estéril e inhábil

 

Ejemplo: Anuario de estadísticas culturales. 2013 (Descárgalo aquí)

 

Si dirigimos, en cambio, la mirada a la estrategia del particular es importantísimo tener en cuenta que la gestión de grupos y equipos de trabajo ha cambiado y sigue cambiando y que, hoy día, es inútil hacerse el imprescindible a la antigua usanza. Siento enormemente dar esta mala noticia a quienes trabajan de forma oculista e individualista, a quienes esconden su trabajo como un tesoro, a quienes nunca cuentan “el ingrediente secreto de su sopa de fideos” (vean la imprescindible película Kung-Fu Panda si quieren descubrirlo). Esas personas que no abren sus documentos y propuestas a los demás, no se someten a la “corrección” y el feed-back de sus compañeros o quienes paralizan el trabajo de una sección porque están dos días fuera del centro y no hay quien descifre sus documentos. Ese estilo, señoras y señores, ya no se lleva. A esa gente yo no la quiero en mi equipo de trabajo.

 

Mi experiencia es que la mejor estrategia de promoción personal y de resultar imprescindible para la dirección de tu centro o empresa es la realización de un trabajo sostenible. ¿Qué es un trabajo sostenible? Aquel programado de tal forma que pueda realizar cualquier compañero aunque yo no esté. Trabajar así suma, hace crecer, no ralentiza, es trabajar de forma eficaz, directa, sana. Trabajar así es un refuerzo para nuestra autoestima y amplía nuestra capacidad profesional. Es demostrar que nosotros somos el ingrediente secreto. Si faltamos cualquiera puede hacer el trabajo porque lo hemos diseñado así para que la institución no pierda; pero, trabajando con esa excelencia y esa sostenibilidad, aunque cualquiera pueda hacer nuestro trabajo, nadie nunca lo hará como nosotros lo hacemos. Desde este punto de vista es donde tenemos que volvernos imprescindibles desde un crecimiento personal y profesional alejado del individualismo inútil, estéril e inhábil. Perdamos la ilusión del control.

 

0 comentarios

El valor de la subjetividad

Visitante en el MAN

Hace unos días hablaba con una persona muy cercana del constante empeño que existe en nuestra sociedad por evaluar a las personas a través de estrategias que ponen el acento en la “objetividad”. Realizamos procesos de selección, oposiciones, concurso-oposición, selección de equipos de trabajo, etc. ayudándonos de métodos objetivos. ¿Para qué? Generalmente para protegernos de que nadie pueda acusarnos de de ser “subjetivos”.

 

A mi entender, hemos sobrevalorado el valor de la objetividad en ciertos aspectos de nuestra vida y organización social. Uno de esos aspectos es la selección de personal o la elección de equipos de trabajo. He de reconocer que yo, para este tipo de cosas, no me fío de los métodos objetivos. No me fío de los curriculum engalanados, no me fío de los exámenes tipos test, no me gusta seleccionar equipos por la titulación, los idiomas que conocen sus integrantes o sus nacionalidades. Me parece un método muy poco eficaz.

 

Desde mi experiencia como educadora y coach ese tipo de selecciones objetivas son muy pobres cuando trabajamos con personas. Reducimos a las personas a números y criterios cuantificables para protegernos del “miedo” a que nos puedan acusar de… ¿de qué? Nos cargamos de argumentos (objetivos) para tomar una decisión en vez de argumentar nuestras decisiones y sobre todo hacernos responsables de ellas.

 

Yo creo en el valor de la subjetividad, en la visión que cada persona tiene de las cosas, en la diferencia de esa percepción como base para el crecimiento y el aprendizaje. Me fío de la subjetividad para emprender proyectos comunes, colaborativos, para engarzar equipos de trabajo, para configurar redes y establecer todo tipo de relaciones interpersonales. Me aporta mucho más la visión subjetiva de cada persona que lo “objetivo” en lo que podemos estar de acuerdo o podemos percibir todos.

 

Tomar decisiones desde la subjetividad no es ni malo ni poco profesional. Hemos creado un mito respecto a esto. Tomar una decisión subjetiva significa basarnos en nuestra visión y experiencia para fundamentar una elección; eso nos ha salvado como especie, no lo olvidemos, así que no podemos dudar de su eficacia. Tampoco considero que esté reñido con la profesionalidad, ¡al contrario! ¿Qué gran empresa elegiría hoy día a su equipo de trabajo por lo que ponga en un curriculum o por un examen de conocimientos? Aparte de la eficacísima administración pública…

 

Cuando además habamos de proyectos culturales es esencial descubrir a la persona en su propia subjetividad, en su experiencia y su visión. Eso enriquece siempre, aporta siempre, suma siempre. La cultura no deja de ser un canto a la subjetividad de los pueblos, las comunidades o los individuos, es aportar una visión propia y diferente de la vida, del ser humano. La riqueza cultural es, para mí, el reflejo para explicar el valor que tiene la subjetividad.

 

0 comentarios