· 

Un error garrafal en la comunicación web de una entidad

Va quedando cada vez más claro que la principal causa de aburrimiento de determinadas cuentas y perfiles en las redes sociales es el autobombo. Un número indeterminado de autofotos, auto-noticias y auto-todo, que llevan a desenchufar, dejar de seguir, unfollow, etc. Porque, seamos claros, estar constantemente recibiendo imágenes vacías que potencian el EGO de una persona, es agotador.

 

Si este error lo trasladamos a las redes sociales de una empresa, institución, entidad social o cultural, etc, ya podemos tildarlo de garrafal. La institución siempre debe estar por encima de las personas particulares y la política de comunicación web debe poner el foco en la estrategia base de la organización. Convertir las redes sociales de una entidad en el altavoz de las cosas que le interesan a sus directivos o trabajadores, publicitar sus asuntos particulares, y usarlas de altavoz para el AUTOBOMBO. Es, además de visible a larga distancia, un error de comunicación 3.0.

 

El autobombo aburre, deslegitima y además pone en cuestión los verdaderos intereses de la entidad y su credibilidad de cara al público global. Por eso es importante que las tareas de diseñar e implementar la comunicación en redes sociales las desarrolle un community manager o gestor de redes sociales. No sólo por sus conocimientos técnicos sobre cada red, sino por sus competencias en materia de comunicación digital.

 

Eso y, por supuesto, contenidos de calidad. Esperen que lo repito CONTENIDOS DE CALIDAD. Contenidos pensados, elaborados, creados específicamente para los seguidores, con temas que interesen, que se pueden aplicar y llevar a casa, a otras redes sociales o descargarlas a whatsapp para compartir con sus contactos. Utilizar las redes sociales de una entidad como tablón de anuncios it’s not cool.